guantanamo jamonada intoxicacion

Guantanameros se intoxican con una jamonada en mal estado

Varios residentes en la ciudad de Guantánamo resultaron intoxicados y requirieron ingreso hospitalario tras ingerir una jamonada en mal estado, vendida en una de las carnicerías estatales del territorio. 

La información fue publicada por el periódico local Venceremos, que refirió que 14 personas, incluidas tres menores de edad, fueron diagnosticadas con intoxicación alimentaria el pasado 2 de septiembre, tras comer una jamonada vendida en una carnicería del área de San Justo. 

Según refiere el semanario, el embutido se vendió en buen estado a la población, pero el producto restante fue guardado para su comercialización el día siguiente y se descompuso. 

Al parecer la carnicería no contaba con equipos de refrigeración y la jamonada quedó a merced de la temperatura ambiente, que en estos días suele superar fácilmente los 30 grados Celsius con alta humedad ambiental. 

La nota informativa refiere que “el doctor Carlos Manuel Sánchez Falcón, subdirector provincial de Salud Ambiental, significó que la intoxicación provocó a los afectados fiebre, diarreas, vómitos, cólicos, escalofríos y decaimiento; y se considera un brote de población abierta, ubicado en los cuadrantes del 15 Este al 16 Este y de Prado a Jesús del Sol”.

De los tres niños intoxicados dos se mantienen ingresados en el Hospital Pediátrico Provincial: “uno reportado de cuidado en la sala de gastro del Pedro Agustín Pérez, y el otro en terapia intensiva en estado grave”.

La jamonada había sido producida el 28 de agosto en la Empresa Cárnica de Imías, y trasladada el 1 de septiembre al establecimiento donde se expendió. 

El subdirector de Salud Ambiental dijo que se tomaron muestras del embutido y, aunque continúan las indagaciones, las evidencias preliminares apuntan a “una enfermedad trasmitida por alimento biológico, con posible germen de Salmonella”. 

Sánchez Falcón también alertó que estas enfermedades por lo general afectan a las personas más vulnerables y pueden prevenirse “mediante normas y prácticas de inocuidad que deben aplicarse desde la producción primaria, el transporte, el procesamiento, distribución, venta y consumo”.

En varias ocasiones los cubanos han denunciado la mala calidad de la jamonada que se vende en las carnicerías, la cual se descompone rápidamente y adquiere mal olor y color verdoso. 

Debido a la escasez de alimentos, no pocas personas la consumen en ese estado, mientras otros prefieren freírla para eliminar posibles bacterias. 

Intoxicaciones alimentarias en Cuba

En Cuba han ocurrido varias intoxicaciones alimentarias. Una de las más graves ocurrió en 1999 cuando unas frituras causaron la muerte de 14 personas en la localidad Manguito, al este de La Habana. 

Ese producto, comercializado por un vendedor ambulante que también murió, afectó a más de un centenar de personas.

Aunque las causas del suceso nunca fueron dadas a conocer por el Ministerio de Salud Pública (Minsap), se creyó que la causa de la intoxicación fue el uso de un raticida para rebajar la harina. Otras hipótesis estuvieron relacionadas con el origen “químico” de ingredientes sin especificar que se usaron para la confección de las frituras. 

La intoxicación provocó dolores abdominales, náuseas, decaimiento, debilidad en las piernas, convulsiones severas y paros cardiorrespiratorios. Los síntomas aparecieron y evolucionaron de forma brusca.

En julio de 2018 el consumo de un cake en mal estado provocó el ingreso hospitalario de unas 40 personas: los niños en el Pediátrico de Santa Clara y los adultos en el Arnaldo Milián Castro.

Al parecer, durante una fiesta de cumpleaños en el municipio de Placetas, los participantes habían comido del pastel que les provocó la intoxicación alimentaria.  

El alimento provenía de un negocio privado que, presuntamente, había dejado el cake por más de dos horas a temperatura ambiente que, en esos días sobrepasaba los 37 grados Celsius y provocaba la descomposición de los alimentos rápidamente. 

En 2019 la emisora provincial de Villa Clara CMHW, reportó que en ese año habían ocurrido seis intoxicaciones alimentarias que habían afectado a más de cien personas y habían provocado brotes diarreicos y otras enfermedades digestivas.

Según declararon autoridades del MINSAP en ese territorio, la mala higiene al manipular los alimentos, la violación de las normas básicas de conservación y una deficiente congelación o descongelación de los productos, han sido las principales causas de la descomposición de los productos consumidos y que provocan los padecimientos. 

La especialista dijo que las principales intoxicaciones estaban asociadas al consumo de carnes y picadillos en salsa, y otros alimentos que necesitan huevo crudo en su preparación como los merengues y mayonesas caseras.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *