peregrino omar la habana el cobre

Omar camina de La Habana a El Cobre por la vida de su hijo enfermo (+ Fotos)

Omar Quintero Montes de Oca es un cubano que camina desde La Habana y con destino al santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba, para cumplir una promesa por la salud de su hijo ante la Virgen de la Caridad, la Patrona de Cuba.

Salió de La Habana el 15 de enero de 2022, a las 5:50 de la mañana, y no tiene un pronóstico certero de cuándo llegará al Santuario de la Virgen, su destino final.

Este peregrino viaja empujando un carrito conmemorativo de color blanco, decorado con imágenes y ofrendas a la Virgen, la bandera cubana y el nombre de su hijo de 36 años: Lázaro Quintero Bermúdez, enfermo de cáncer. En este protege la imagen de la virgen de calamina que lo acompaña desde hace más de 20 años.

Según palabras del padre, Lázaro tiene un tumor entre el corazón y el pulmón, exactamente en el mediastino. Las radiaciones y la quimioterapia no han logrado mejorar su estado de salud. “Cada día estaba peor, entonces hice esta promesa a la Caridad que ahora estoy cumpliendo, para que me ayude a salvar a mi hijo”, dijo a un periodista.

“Mi hijito era un muchacho fuerte, bello. Le gustaba hacer ejercicios y un día comenzó con un dolor. Pensamos que era propio de esas actividades. Al hacerle la placa le encontraron el tumor. Y ahí comenzó todo», dijo el padre a Escambray.

Al parecer los doctores pronosticaron un año de vida como máximo para Lázaro. Sin embargo, el hijo de Omar ha logrado vivir por una década con su dura enfermedad. «El tumor sigue ahí y no ha hecho metástasis ni nada», dijo Omar. «Yo prometí que iría a pie y aquí estoy».

LEA TAMBIÉN:  Con las vacunas cubanas Abdala y Soberana NO se puede entrar a Estados Unidos

Cuenta Omar que su hijo se cansa mucho, tose constantemente, a veces necesita oxígeno y ya no puede dormir si no es sentado. Lo llama a menudo para saber cómo y por dónde va, ya que Omar es un hombre hipertenso con una hernia discal.

La promesa de su travesía no le permite dormir en ninguna casa ni hostal —pero la gente le brinda sus portales—. Solo puede bañarse en ríos, en reverencia también a Yemayá, otro santo que lo acompaña.

Trabajador de un centro de alimentos desde hace 14 años, Omar carga incluso una carta de su jefe como constancia de que saben de su recorrido.

De concluir con éxito su travesía, Omar habrá recorrido más de 840 kilómetros, hasta el oriente del país, con el objetivo de pedir por la salvación de su hijo.

Varios cubanos han dado cobertura en redes sociales a la dura travesía de Omar, que atraviesa ciudad tras ciudad por toda la Carretera Central. A su paso por los pueblos le regalan comida, dinero, ropa, cualquier cosa necesaria, y lo escolta un mar de pueblo hasta por la carretera.

Quienes han realizado sus publicaciones en Facebook piden asistencia y apoyo para Omar, a quien en las redes han comenzado a nombrar como Pagador de Promesas, como la popular película brasileña de 1962.

En poco tiempo, y gracias a las redes sociales, la peregrinación de Omar se ha convertido en un suceso nacional. Las personas, conmovidas, se acercan al camino por donde transita el hombre para darle ánimos y verle pasar empujando su carrito.

A la altura del poblado de Guayos, en Sancti Spíritus, en el centro de Cuba, Omar confesó: “el pueblo de Cuba me ha apoyado muchísimo y eso demuestra la fe que tiene”.

LEA TAMBIÉN:  Más de 32 mil cubanos cruzaron la frontera entre México y Estados Unidos en marzo de 2022

Además, dijo que le han ayudado con alimentos y que también le han permitido bañarse en sus casas.

La usuaria de Facebook Giselle Delgado publicó fotos de Omar en su muro y aseguró que se trata de un hombre hipertenso, pero que a pesar de sus padecimiento no se amilana.

“Omar está aún en Sancti Spíritus municipio, camino a Ciego de Ávila y andando le tomará un par de días o tres, irá como hasta ahora, por carretera. Si puedes darle lo que sea desde el imprescindible platico de comida, agua, un abrigo, una manta, una noche en el portal de tu casa (su promesa no le permite dormir en casas ni hostales) y que apoye el cansancio en un colchón en ese mismo portal, para una noche calentica, con tanto frío que está haciendo y él apenas trae lo que viste, regalarle un abrazo, dale ánimos”, escribió Delgado el 30 de enero en su perfil.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.