Trieja o “trío” de cubanos hace público y defiende su poliamor (+Fotos)

trieja cuba poliamor trío amantes

Lisandra, Sheyza y Yohandry son tres jóvenes cubanos que mantienen una relación estable desde hace un año y con su trío o trieja —como debe llamarse— defienden el poliamor en Cuba.

Aunque recientemente salieron a la luz pública mediante un reportaje de Tremenda Nota, desde hace tiempo comparten en su cuenta de Instagram (@syl_poliamor) fotos, videos, explicaciones, preguntas y detalles de su vida íntima.

Todos trabajadores de la salud pública —Lisandra es enfermera y Sheyza y Yohandry son médicos—, han sabido llevar sus profesiones y trabajos mientras rompen estereotipos y se enfrentan a las miradas curiosas, acusadoras y hasta molestas, de amigos, conocidos, vecinos y familiares.

“El amor libre no pertenece a una región o posición social se da en donde sea que se desee amor sin restricciones e imposiciones. Puedes ser un doctor o doctora, enfermera, ingeniero, albañil, carpintero, abogado o maestro el amor libre también puede ser para ti”, publicaron en su cuenta.

La trieja contó al medio de prensa que, aunque su familia los acepta con resignación, aún no entienden que este tipo de relación también es posible, porque solo importa el sentimiento de las personas y no le hacen daño a nadie. 

El padre de Yohandry “veía bien que estuviera con un montón de mujeres, en cambio, no veía bien que estuviéramos los 3 concienzudamente”, explicaron. 

Ellos solían verse en la casa de Yohandry, y como es él el varón de la pareja, su papá se sentía orgulloso de que fuera un “pinga dulce”. Sin embargo, Yohandry no se siente en ninguna ventaja. 

Foto tomada de la cuenta @syl_poliamor

“Hoy venimos a hacer algo diferente. Queremos aclarar que los tres somos los protagonistas de nuestra relación. Nos da mucha tristeza que cuando se habla de ella se ponga al hombre como el más aventajado, como una especie de campeón en materia sexual, como el centro y único beneficiado de esta unión”, explicaron en Instagram.

“Nada más lejos de la realidad. Esta relación se formó por el amor que nos tenemos, que fluye en todas las direcciones con la misma intensidad, por la necesidad de estar los 3 juntos. No se trata de una conquista masiva del macho alfa. Todos dimos pasos semejantes para que esta relación se diera y consolidara. Trabajamos en nuestros celos e inseguridades y mutuamente construimos lazos más fuertes cada día. Sabemos que el machismo reinante y la visión heteropatriarcal priman en el análisis de cualquier tipo de relación y preguntamos: ¿acaso nosotras no tenemos dos parejas igual? Ambas nos consideramos bisexuales y nos sentíamos incompletas de no poder estar con personas de ambos sexos. Con esta actual relación nos sentimos plenas al poder contar con el amor incondicional de una mujer y un hombre maravilloso, y tenemos la certeza y la confianza para decir que todos percibimos el mismo goce y satisfacción”.

LEA TAMBIÉN:  Cubanos no podrán tener relaciones sexuales durante Juegos Olímpicos Tokio 2020

Un hogar para tres

Tras el rechazo de la familia de Yohandry, que le pidió que mantuviera su conducta de la puerta de su casa para afuera, decidieron buscar un alquiler e irse a vivir juntos. 

Desde su casa en la Víbora, La Habana, comparten con sus más de dos mil seguidores en Instagram cuáles son sus rutinas diarias antes de salir para el trabajo.

Sin embargo, para las madres de ella sí ha sido muy difícil asumir que sus hijas son bisexuales y que “comparten el novio”. 

Mientras alguna de ellas se asea, otro hace el desayuno o se viste. También comparten las labores de la casa y funcionan como cualquier “pareja” normal. 

“Nada de esto es una casualidad, no es producto del azar. Hace mucho veníamos soñando con esta unión la construimos en nuestras mentes, la pedimos con todas nuestras fuerzas, nos preparamos para recibirla y hoy está aquí”, comentan Sheyza y Yohandry, quienes han estado juntos desde hace cinco años y comenzaron siendo una pareja abierta hasta que encontraron a Lisandra.

Foto tomada de la cuenta @syl_poliamor

Entre las confesiones a la revista Tremenda Nota dijeron que cada uno tiene diferente nivel de celos; que no siempre las relaciones sexuales son entre los tres, también son entre dos porque depende del deseo de todos; que el método de “protección” que usan es el sexo interrupto; y que sueñan poder casarse un día, ya sea en Cuba con una boda simbólica o en otro sitio donde el poliamor sea aceptado. 

“También queremos tener hijos, uno cada una. Tenemos el sueño de estar las dos embarazadas a la misma vez”, dijeron. 

LEA TAMBIÉN:  ¿Cuáles son los mejores hoteles para bodas en Cuba?

Tríos o triejas en Cuba

Lisandra, Sheyza y Yohandry no son la primera trieja o trío que mantiene una relación estable en Cuba. Desde mucho tiempo atrás otras personas han asumido el poliamor como una forma de vida, pero han debido mantenerse a escondidas por el “qué dirán”. 

“La gente nos pregunta mucho si conocemos otra trieja en Cuba. Sí, pero aún están ocultas con miedo. Por eso hacemos esto para recorrer el camino tortuoso de ser diferentes y poder decir que cuando amas sinceramente es posible pasar cualquier obstáculo. Solo míranos”, escribieron en Instagram. 

Ellos prefieren diferenciarse con el término trieja porque su “trío” o “ménage à trois” se mantiene estable y formal en el tiempo, y no es de una ocasión y ya.

Algunos reportajes reconocen que en Cuba ha aumentado la práctica de tríos sexuales entre los jóvenes, y otras como el intercambio de parejas llamado Swinger. Incluso existen páginas y aplicaciones que permiten a las parejas escoger aquella otra pareja o persona con la que tendrán relaciones sexuales.

En fiestas, bares y discotecas muchos han experimentado también realizar tríos, swinger y hasta orgías. Aunque poco públicas y quizás con menos incidencia que en otros países, en Cuba también suceden estas cosas entre las nuevas generaciones.

Algunos expertos aseguran que son actitudes normales ante la búsqueda y formación de la personalidad individual. 

“Estamos felices de ser lo que somos y como somos, elegimos este amor libre y transparente, al amor impuesto y engañoso”, aseguran Lisandra, Yohandry y Sheyza. 

El poliamor es la práctica, el deseo, o el consentimiento de tener más de una relación íntima al mismo tiempo, con el conocimiento y la aprobación de todos los involucrados.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.