Excombatiente de Las Tunas se suicida por no poder pagar una multa

anciano suicida cuba

Un anciano de 84 años, antiguo combatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, se suicidó este fin de semana en Las Tunas, al no poder pagar una multa de 4000 pesos impuesta por los inspectores.

Según ha trascendido en Facebook, donde se ha compartido con dolor y rabia la lamentable noticia, Ángel Pacheco Soublet vendía hortalizas y viandas para ayudar a su familia: una esposa encamada y la hija que dejó de trabajar para atender a sus padres.

Tras recibir una multa de 4000 pesos por no tener licencia para vender, el anciano decidió ahorcarse porque no tenía el dinero para pagar.

En las redes sociales se han compartido imágenes de sus reconocimientos por la misión internacionalista en Angola, por su activa participación en las actividades de la comunidad y la circunscripción y las medallas que le fueron otorgadas, entre ellas la del 60 aniversario de las FAR, otorgada por el Consejo de Estado.

En un video que compartió la usuario Maria Rio Chico, en la casa del excombatiente, no solo se constata la difícil situación en la que vivía Ángel, sino que además se muestra la carretilla que usaba para vender las viandas y hortalizas.

Algunos vecinos que se encontraban en el lugar también dieron su opinión sobre este tunero, que según cuentan siempre ayudaba a las personas que lo necesitaban.

No es la primera vez que las personas mayores terminan suicidándose ante las carencias que tienen que vivir y por no alcanzarles el dinero de la chequera para cubrir sus necesidades básicas. El monto de la multa —4000 pesos— es el doble del pago mensual de los jubilados. 

LEA TAMBIÉN:  Nuevas condiciones sanitarias para viajar de Cuba a España

De hecho es este grupo poblacional —mayores de 60 años—, quienes más se suicidan en Cuba.

Las personas que han reaccionado a la publicación piden más empatía por parte de los inspectores, quienes muchas veces se aprovechan de estas personas más desfavorecidas y se hacen los de la vista gorda ante aquellos que les pagan y sobornan por su silencio.

Hace algunos años fue noticia también el anciano que terminó suicidándose cuando no puedo pagar una multa por vender limones en el portal de su casa. 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *