Aduana de Cuba flexibilizará normas sobre importaciones no comerciales

equipaje aduana cuba alimentos medicamentos

Una de las principales medidas solicitadas por la población cubana en general —en especial por los cubanos residentes en el extranjero, y aquellos quienes viajan con frecuencia a otros países— es la flexibilización de las normas aduaneras sobre los productos que se importan con carácter no comercial.

Las normas vigentes de la Aduana, establecidas en 2014, especifican la cantidad y tipologías de los productos que puede importar una persona natural sin que sea una actividad considerada como importación con carácter no comercial.

Ante la profunda crisis económica y social que vive la isla, caracterizada por el desabastecimiento y la COVID-19, el Gobierno cubano decidió, en 2020, desrregular la entrada de alimentos, medicamentos y artículos de aseo.

En la actualidad, una normativa de carácter temporal ha sido extendida varias veces sin que se sepa cuándo tendrá fin. Esa norma permite que medicamentos, alimentos y productos de aseo puedan entrar libremente al país, sin límite de peso, cantidad, y libre de gravámenes.

Sin embargo, no son solo medicinas, comida y jabones o champú lo que escasea en Cuba.

Tampoco hay ropa, zapatos, equipos electrodomésticos, productos del hogar, menaje, y aquellos que aparecen se venden en su mayoría en las tiendas en moneda libremente convertible, las impopulares tiendas en MLC.

Según pudo verse en la trasmisión en vivo del Canal Caribe, que cubre el IX Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, dio a conocer varias medidas que tomará el Gobierno para “avanzar en la recuperación de la economía”.

Entre ellas hay una medida que resulta muy importante: es la flexibilización de la importación por personas naturales con carácter no comercial.

LEA TAMBIÉN:  Anuncian mercado cambiario para la compra y venta de divisas a la población en efectivo

Entre las acciones para ejecutar esta medida se encuentra definir el carácter no comercial de la importación de las misceláneas por su valor peso y por la diversidad de los artículos a importar, y no por las cantidades físicas.

También el ejecutivo planea incrementar la cantidad permitida en Aduana de algunos artículos como celulares, computadoras, tablet, neumáticos, llantas, entre otros.

En cuanto al envío de paquetes, Cuba, al fin, permitirá la entrada de bultos de hasta 20 kilogramos. Hasta ahora ese límite es 10 kilogramos.

Las autoridades rebajarán el valor del kilogramo de importación, de 20 USD a 10 USD, y se incrementará el límite de exención de pago, para bultos de hasta 3 kilogramos. En la actualidad solo los paquetes con menos de 1,5 kilogramos no pagan el arancel.

Además, disminuirán en un 70% el impuesto aduanero actual.

Varios economistas cubanos han sugerido, desde hace años, la flexibilización de las normas aduaneras. Una medida popular y que puede incrementar a corto plazo la oferta de diferentes bienes y servicios en Cuba. Esta relajación de las estrictas normas de la Aduana de Cuba pueden funcionar también como método para burlar el embargo estadounidense.

Aún no se conoce la fecha en la que comenzarán a aplicarse estas medidas anunciadas por el Ministro de Economía.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.