mesa domino cuba bandera

Dominó cubano, ¿cómo jugar bien el juego más popular de Cuba?

Si piensas visitar la Isla y quieres conocer bien a los cubanos, su cultura, su manera de hablar, de comportarse, su historia real, tienes que aprender a jugar bien el dominó cubano. Es casi una asignatura imprescindible de la nacionalidad cubana.

Después del béisbol —o como los cubanos le llaman: “la pelota”— no hay nada más popular en el país del Caribe que el dominó doble nueve. Se juega en todas partes, desde el oriente al occidente, en los barrios pobres y acomodados. Juegan dominó los universitarios, los doctores, los escritores, y también la gente más humilde y con menos estudios. Se juega de día o de noche, bajo la luz de un farol si hay apagón, bajo el neón de la calle o a la luz del sol, donde sea y como sea.

Características del dominó cubano

El dominó cubano es un juego para dos o cuatro jugadores. Es un típico juego de bloques. Es un dominó del tipo doble nueve.

La forma más habitual de jugarlo es con cuatro jugadores que, en la mayoría de los casos, juegan en pareja y no en solitario.

Una mesa de dominó suele ser cuadrada y pequeña. Jugadores de un mismo equipo se sitúan en extremos opuestos, como se ve en la figura que sigue.

mesa domino cuba
Dominó cubano, las parejas se sitúan en los extremos opuestos de una mesa pequeña.

El dominó cubano consta de 55 fichas. Cada jugador extrae diez piezas del total de piezas mezcladas. Es decir, en cada partida simple participan 40 fichas y 15 quedan fuera sin poder entrar en juego ni ser vistas.

Hay que aclarar que en el Oriente de Cuba también es muy popular el dominó doble seis, de 28 fichas, más conocido mundialmente. Pero el dominó doble nueve o cubano también se juega en esa zona del país.

LEA TAMBIÉN:  Charada Cuba: ¿conoces los 100 números de La Bolita?

Hay muchas maneras de jugar dominó. Algunas cambian de ciudad a ciudad o de barrio a barrio. Sin embargo, la forma más habitual es que comience el juego quien tenga la ficha doble más alta. La ficha doble más alta del juego es el doble nueve, de ahí el nombre del juego.

La ficha doble más alta del juego es el doble nueve. Casi siempre define la salida y los jugadores tratan de usarla lo más rápido posible. Al que juega el doble nueve muy rápido se le dice «bota gorda».

Por lo general las partidas se juegan a 100 puntos. Los equipos juegan tantos juegos como sean necesarios para llegar a los 100 puntos. No hay normas férreas, hay variaciones como ya dijimos. Estás variaciones muchas veces dependen de la fila o cola de parejas que esperan para entrar al juego. Si son muchas, el límite del juego se puede acortar para hacer las partidas más rápidas.

Según los historiadores, el dominó fue creado a principios del siglo XIII por la dinastía Song de China. Como otros juegos de mesa, llegó a Europa, se popularizó y los europeos lo trajeron a América.

Sin embargo, en Cuba nadie recuerda que el dominó original vino de China. El dominó se aplatanó (cubanismo que podríamos entender por “nacionalizó” o “se hizo cubano”) en Cuba y hoy los habitantes de la mayor Isla del Caribe lo consideran casi patrimonio nacional. Es parte del carácter nacional de los cubanos, son una nación nueva en términos históricos, una esponja de apropiación cultural y emocional.

✅ DATOS DEL JUEGO:
El dominó cubano consta de 55 fichas. Cada jugador extrae diez piezas del total de piezas mezcladas. Es decir, en cada partida simple participan 40 fichas y 15 quedan fuera sin poder entrar en juego ni ser vistas.

El juego del dominó ha sido practicado por todas las generaciones, géneros y clases de cubanos. Constituye un evento social más que un deporte. Combina competencia y camaradería en un mismo sitio. 

Quién camina por las calles de La Habana o cualquier otra ciudad cubana muchas veces se siente atraído —y a veces intimidado— por el sonido estridente del golpeteo de las fichas contra la mesa, los gritos y frases curiosas y pintorescas de los jugadores. El dominó cubano ha sido base de canciones y cuna de muchísimas frases que sólo tienen sentido para la historia y cultura de Cuba.

Las reglas del dominó cubano

Te comparto algunas de las reglas básicas del dominó tal y como se practica en Cuba. Estas normas pueden sufrir cambios o variaciones mínimas.

  1. Antes de que los jugadores tomen las fichas, estas se colocan boca abajo y se revuelven sobre la mesa, se mezclan, un proceso que los cubanos llaman “dar agua al dominó”.
  2. Cada jugador debe separar 10 fichas. Eso sumaría 40 en juego, las quince restantes se apartan y permanecen boca abajo hasta la siguiente partida.

  3. ¿Quién inicia el juego? Hay muchas formas de determinarlo. La más común consiste en que cada pareja de jugadores elige, al azar, una ficha de las sobrantes. Se voltean y, de este modo, comienza la pareja cuya pieza tenga el valor más elevado. Por ejemplo: si volteo el 5-6 y mi contrincante voltea el 2-3, pues le tocaría ejecutar la salida o el inicio a mi equipo.

  4. ¿Cómo se juega? Cada jugador en la mesa coloca una ficha que coincida con las fichas que hay colocadas en el tablero. Por ejemplo: si un jugador inicia con el doble nueve (9-9), el siguiente deberá buscar alguna ficha entre las 10 escogidas que tenga un nueve.

  5. El turno siguiente a la salida siempre corresponde al jugador sentado a la derecha. Es un juego por turnos, los giros van en sentido contrario a de las manecillas del reloj.

  6. Si un jugador en turno no posee ninguna ficha con la numeración adecuada para poder jugar dice “me paso” y cede su turno al siguiente jugador, el que está a su derecha. Detalle importante: “pasarse” es una mala noticia si estás jugando dominó.

  7. La ronda o partido termina cuando alguno de los jugadores coloca la última ficha de las 10 que escogió de inicio. Cuando eso sucede se suele decir que el jugador “se pegó” o “dominó”.

  8. La ronda también termina cuando, aún con fichas todos los jugadores, estos no pueden realizar ninguna jugada, pues no tienen fichas correspondientes con las que aparecen dispuestas en la mesa. Cuando eso sucede se dice que “se trancó el dominó”. Se hace un recuento y gana el equipo del jugador que menos puntos tenga.

Cómo jugar bien dominó cubano

Hay mucho de juego de azar en el dominó, pero no es lo que define. En términos estadísticos lo podríamos explicar así: los buenos jugadores pueden perder una partida debido a la mala suerte pero, en términos generales, ganan más de lo que pierden. Los porcentajes de victorias serán muy altos en correspondencia con la habilidad de los jugadores “contando la mesa”.

¿Qué es contar la mesa? Los jugadores expertos de dominó llevan una cuenta mental de las fichas jugadas, de las que poseen y hacen cálculos de las que podría tener el rival e, incluso, de las que tiene el compañero de equipo. En los cálculos entra también imaginarse qué fichas habrá entre las 15 que no entran en juego. Quien acierte más al calcular la probabilidad de fichas existentes en un juego tiene más posibilidades de ganar. Aunque no es una ciencia exacta. El dominó no es ajedrez.

El cálculo certero permite tender trampas, como hacer jugadas de bloqueo, “tranques” según la jerga de los cubanos, con el objetivo de sumar la mayor cantidad de puntos posibles.

LEA TAMBIÉN:  ¿Cuál cayo de Cuba es el más lindo?

Como el número de fichas es finito una buena estrategia es utilizar tus fichas o bloques más fuertes (los que más tienes en tu mano). La idea clave y más general aquí es utilizar tus fichas más fuertes tantas veces como sea posible para impedir que tus contrarios puedan jugar. Si te libras de todas tus fichas antes que el rival, habrás ganado. Si el juego se bloquea y tú y tu compañero de equipo tienen menos puntos que los rivales, habrás ganado también. ¡Es un juego emocionante y relativamente fácil de comprender en su funcionamiento básico!

El dominó cubano es un juego de equipo, eso significa que una estrategia correcta de juego se basa en jugar las piezas fuertes en correspondencia con las piezas fuertes de tu compañero. Parte de la habilidad consiste en determinar cuando uno de los dos miembros de un mismo equipo tiene mejor mano.

Por lo general el jugador que inicia utiliza una ficha doble (doble blanca, doble uno, doble dos, doble tres, doble cuatro, doble cinco, doble seis, doble siete, doble ocho y doble nueve) para ejecutar la salida. La salida no es algo baladí o sin importancia. Por lo general la ficha de salida representa a una ficha fuerte. Quien inicial (“sale”, en Cuba) seguramente tendrá entre sus fichas otras de numeración similar.

💡 TIP EXPERTO:
Las fichas dobles son más difíciles de colocar que las fichas con dos numeraciones. Esto es de una matemática simple. Por ejemplo: hay más probabilidades de poder colocar el 5-6 que el 5-5 o el 6-6.

El dominó doble nueve consta de 55 piezas. En cada partida solo entran en juego 40, las restantes 15 se mantienen ocultas, los jugadores no puedes saber cuáles son.

Jugar dominó cubano online

Quizás no quieres esperar a llegar a Cuba para comenzar a practicar el dominó cubano. Hay alternativas online que te servirán para ir entrenando y sumando habilidades. Nada sustituye la experiencia y las emociones que se viven alrededor de una mesa de dominó en Centro Habana, pero algo es algo.

Jerga popular del dominó cubano

El dominó cubano exige una gran concentración y la capacidad —divertida— de comunicar estrategias y fichas al compañero de equipo sin decir específicamente qué fichas tenemos. Hay que hablar sin hablar, decir sin decir. 

Y es en este diálogo que se establece en una mesa de dominó cubano en lo que radica gran parte del atractivo del juego de mesa. Énfasis, tonos, decibeles…, todo ayuda a comprender el juego de nuestro compañero y también de los adversarios.

Si quieres ser un experto en cuanto al tema a Cuba se refiere tienes que aprender el lenguaje callejero y la jerga que se utiliza en el dominó en la Isla. El dominó puede ser una excelente escuela si buscas hablar como hablan los cubanos.

LEA TAMBIÉN:  ¿Cuál es la mejor época del año para viajar a Cuba?

A continuación te comparto algunas de las frases más populares y recurrentes en un juego de dominó doble nueve. Recuerda, no está mal parecer bravucón y fanfarrón en un juego de dominó cubano. Por supuesto, todo se trata de una broma. El juego de dominó cubano es muy teatral.

El dominó lo inventó un mudo

Es una frase que puedes usar cuando alguien del equipo contrario está hablando demasiado. Es muy difícil que esta frase haga quedarse en silencio a los miembros de la mesa, pero puede desviar la conversación hacia otro asunto del juego. También se utiliza para provocar al rival.

¡Me pegué! 

Es una frase, casi un grito, que dice alguien cuando “domina” el juego, es decir, cuando es capaz de colocar el último bloque/ficha que le queda. A eso se le denomina en Cuba “pegarse”. Pegarse es sinónimo de ganar la partida.

Dale agua al dominó 

Es una expresión que se usa al iniciar un juego nuevo, cuando se ponen boca abajo todas las fichas y se mezclan. A la tarea de mezclarlas, antes de iniciar un juego nuevo, se le nombra dar agua . Por lo general dan agua al dominó los jugadores que han perdido la más reciente partida.

Blanquizal de jaruco / La que le gusta al negro / Clarita

Tres frases que se utilizan cuando juegas el bloque o ficha blanca o cero. 

Por lo general las frases con que anunciamos estas jugadas indican que somos fuertes en esa ficha o, simplemente, que estamos tratando de confundir al adversario y despistarlo.

Sí, es cierto que algunas frases poseen un componente discriminador y racista, como “la [blanca] que le gusta al negro”, pero se utilizan en la Isla. Es así.

El lunar de Lola / La que inca / ¡Puya!

Frases que se utilizan para colocar el bloque 1.

El Duque Hernández / Clara y Mario

Frases que se utilizan para usar el bloque 2.

El trío Matamoros / El trío Los Panchos / Tríquiti / Trinquete

Frases que se utilizan para usar el bloque 3.

Cuarteles que son escuelas / El cuarto de Tula / Cuatrero

Frases que se utilizan para usar el bloque 4.

Sin comer no se puede vivir / La monja 

Frases que se utilizan para usar el bloque 5.

La frase “sin comer no se puede vivir” es un juego de palabras; el inicio de la oración se pronuncia como Cinco-mer no se puede vivir.

Sixto Batista / Sexteto nacional

Frases que se utilizan para usar el bloque 6.

La peste / la mierda / el culo

Frases que se utilizan para introducir el bloque 7.

Ochoa / Octavio / Ochún

Frases que se utilizan para introducir el bloque 8.

La gorda / el grande / nuevecito

Frases que se utilizan para introducir el bloque 9.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *