placa pulmones covid-19 cuba

Publica Minsap resultados de autopsias a muertos por COVID-19 en Cuba

Una nota del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba reveló que los muertos por COVID-19 en Cuba, además de las afectaciones respiratorias, también tuvieron afectaciones en los riñones, el corazón, encéfalo y el aparato digestivo en general.

El estudio, realizado por un equipo de expertos en anatomía patológica de varios hospitales de Cuba, ha estudiado 322 cadáveres hasta el 20 de agosto de este año, y otros 169 en 2020.

“El año pasado la COVID-19 fue la causa básica de muerte en aproximadamente el 48 por ciento de los estudiados, pero este año ese porcentaje ha aumentado hasta 68 a partir de la circulación de las nuevas variantes, lo cual ratifica que se trata de una enfermedad sumamente mortífera”, señaló Israel Borrajero Martínez, Profesor de Mérito de la Universidad Médica de La Habana y presidente de Honor de la Sociedad Cubana de Anatomía Patológica.

Aunque no todos los casos han sido positivos a la COVID-19 en aquellos cuya causa de muerte principal fue el coronavirus hay evidencias de lesiones en el pulmón como las más frecuentes, aunque se muestra que la enfermedad afecta a todo el organismo.

LEA TAMBIÉN:  ¿Qué variantes de COVID-19 hay en Cuba y en qué provincias?

De acuerdo con el estudio, la variante Delta afecta al enfermo un tiempo antes del diagnóstico, el ingreso y la atención médica, lo que provoca que muchos lleguen a los centros asistenciales cuando ha avanzado la enfermedad.

Las necropsias mostraron que algunos de los fallecidos por COVID-19 tenían rasgos sicklémicos que aparecieron solo post mortem y que fueron una complicación que provocó la muerte ya sea por hipoxia o por demanda de oxígeno.

radiografia pulmones covid-19 cuba

“Internacionalmente ese fenómeno se describe como una ‘anoxia feliz’, es decir, las personas tienen falta de aire pero no le dan importancia y llegan tarde a recibir atención especializada, varias veces confunden el padecimiento con un catarro y pueden complicar su estado y afectar a su familia”, indica la nota del Minsap. 

La investigación forense también arrojó qué son los riñones uno de los órganos más dañados por la COVID-19. Es por esta razón que la enfermedad renal crónica ha sido una de las principales comorbilidades de las personas que fallecen.

Al referirse a los jóvenes supuestamente sanos que han fallecido, el estudio mostró que en muchos casos padecían de diabetes o hipertensión no diagnosticada y, en otros casos, los más jóvenes tenían trastornos morfológicos relacionados con la obesidad, el sobrepeso o la delgadez extrema.

Entre los fallecidos estudiados también se encuentran embarazadas cuya principal causa de muerte se debe a una respuesta inflamatoria provocada por la COVID-19 y qué afecta a aquellas en el segundo trimestre de la gestación.

LEA TAMBIÉN:  COVID-19 en Cuba: Tres muertes maternas en un día

“Al descontrolarse la respuesta inflamatoria sistémica se produce una disfunción inmunológica y la consecuente tormenta de mediadores que da lugar al daño multiorgánico, presente en el 70,3 por ciento de las autopsias revisadas, donde la COVID-19 fue la causa básica de muerte”, explica la investigación.

Para el tratamiento a las embarazadas los expertos sugirieron el uso de inmunomoduladores y oxigenación por las vías y en las dosis adecuadas.

Una de las principales preocupaciones de la población han sido aquellos fallecimientos de niños y personas vacunadas. Sin embargo, los resultados en las autopsias a estos pacientes no tienen resultados concluyentes todavía.

“Los niños estudiados presentaron enfermedades de base que comprometieron su estado de salud y las lesiones no se relacionaron con la acción del virus”.

Aunque el protocolo cubano establece que solo se declaran las muertes por COVID-19 cuando una persona tiene un PCR positivo, los expertos aclaran que esa prueba no determina la muerte, “sino que depende del daño morfológico que se encuentre en los pulmones de los pacientes”, indican.

“Muchos de ellos, con tiempo de PCR negativo, muestran indiscutibles alteraciones provocadas por el virus en sus pulmones y que comprometen todas sus estructuras morfológicas”.

¿Cuáles son las secuelas del COVID-19 en los cubanos?

La agresividad de la variante Delta y otras ha provocado que las lesiones multiorgánicas en los pacientes enfermos sean más intensas y provoquen un agravamiento de estas, o secuelas frecuentes tras sobrepasar la enfermedad.

En el estudio publicado por el MINSAP se explica que aunque el 90% de los cubanos contagiados se han recuperado, es necesario que estén preparados para las complicaciones que puedan quedar.

Entre los principales daños que pueda ocasionar el contagio del COVID-19 se encuentra el cáncer y el síndrome de Guillain-Barré, acompañado de otros padecimientos virales, lesiones renales, hepáticas y cerebrales.

Existen otras lesiones cuyos resultados aún no son concluyentes, pero se investigan.

Estudios realizados a niños en  varios hospitales de también demostraron que en las edades pediátricas las principales secuelas de la COVID-19 están relacionadas con afectaciones psicológicas, cardiovasculares, neurológicas, renales, intestinales y pulmonares.

El Grupo Temporal de Anatomía Patológica, que estudia a las personas muertas por COVID-19 o sospechosas, está integrado por doctores en ciencias y académicos de los hospitales “Dr. Luis Díaz  Soto” (conocido como Naval) y “Salvador Allende”, de La Habana; “Mario Muñoz Monroy”, de Matanzas; “Manuel Fajardo”, de Santa Clara; y “Amalia Simoni”, de Camagüey.

LEA TAMBIÉN:  Colapso en cementerio de Santa Clara obliga a enterrar muertos en otros municipios

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *