persona con dolor de cabeza por ataque sonico

Diplomáticos de EE.UU. en Viena afectados por el “síndrome de La Habana”

Mareos y dolores de cabeza: los diplomáticos estadounidenses llevan años quejándose de misteriosas dolencias. A este conjunto de síntomas la prensa la ha bautizad como “síndrome de La Habana». Y, al parecer, ahora han aparecido casos en Viena.

El gobierno del presidente Joe Biden investiga actualmente varios incidentes sanitarios misteriosos denunciados por diplomáticos estadounidenses y otros empleados del gobierno en Viena.

Según informó la agencia de noticias AP, los afectados habrían presentado síntomas, algunos de los cuales se asemejan al misterioso “síndrome de La Habana”. Las autoridades están investigando actualmente más de 20 nuevos casos.

Los primeros informes del supuesto síndrome aparecieron en 2016 y 2017. Durante la administración Trump el ejecutivo estadounidense habló de “ataques sónicos o acústicos”, lo que sirvió como justificación para endurecer la retórica contra La Habana.

Según algunos informes, los diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba, se vieron afectados inicialmente. De ahí viene el nombre de este conjunto de síntomas desconcertantes. Entre otras cosas, los afectados se quejan de dolores de cabeza, mareos y síntomas similares a los de una conmoción cerebral.

Desde entonces, diplomáticos y funcionarios de inteligencia estadounidenses han denunciado repetidamente eventos de los síntomas: se están investigando más de 130 posibles casos. Hace poco se supo que dos funcionarios de la Casa Blanca en Washington, D.C., también habían mostrado dichos síntomas.

La causa exacta del “síndrome de La Habana” se considera desconocida. A finales de 2020, científicos estadounidenses presentaron un informe en el que argumentaban que, potencialmente, armas de microondas podrían ser la causa. Pero también se barajan otras teorías, como los ataques selectivos con sonido, el envenenamiento o algún tipo de psicosis masiva.

Las quejas de los diplomáticos estadounidenses en Viena aparecieron por primera vez tras la toma de posesión del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, escribe AP.

La revista New Yorker había informado por primera vez de los casos el pasado viernes, 16 de julio de 2021. Coincidentemente, las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán se están llevando a cabo en Viena. No está claro si los miembros del equipo negociador estadounidense se encuentran entre los enfermos.

Los informes sobre posibles incidentes sanitarios inexplicables en la Embajada de EE.UU. en Viena se están investigando ahora “enérgicamente”, expresa un comunicado del Departamento de Estado. Todo el personal afectado había recibido un tratamiento médico “rápido y adecuado”, según la comunicación oficial.

El número de casos sospechosos de haber sufrido un supuesto “ataque sónico” en Viena es el mayor de la historia en una ciudad, tras los casos reportados en la sede diplomática de los EE.UU. en La Habana.

Varios funcionarios de la CIA y empleados del Departamento de Estado —destacados en La Habana— informaron que experimentaban raras sensaciones de sonido y presión en sus cabezas. Eso ocurrió en el período 2016 y 2017.

Algunos de los pacientes dijeron que esos síntomas “parecían seguirlos” por sus casas, apartamentos y habitaciones de hotel en La Habana.

Varios de los pacientes describieron que se sentían como si permaneciesendetenidos en un haz de energía invisible”. Muchos sufrieron, además, síntomas debilitantes, desde dolores de cabeza y vértigo hasta problemas de la vista.

Aún se desconocen las causas y los responsables de estas misteriosas dolencias. El gobierno de EE.UU., más allá de la publicación de algunos informes, sigue manteniendo un estricto control sobre este particular.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *