¿Dónde y cómo realizan sus compras las mipymes de Cuba?

mipymes importadoras en cuba

Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en Cuba disponen de varias opciones para obtener los productos y servicios que requieren para sus operaciones. Sin embargo, se enfrentan a limitaciones importantes debido al contexto económico del país.

Compras en línea

Una de las principales alternativas es a través de plataformas de comercio electrónico como Pymarket Cuba.

Esta tienda virtual, lanzada en 2021, permite a las mipymes cubanas comprar de forma online distintos artículos para sus negocios, incluyendo tecnología, equipos de oficina, productos de ferretería, entre otros.

Si bien la oferta aún es limitada, representa una opción cómoda y eficiente para adquirir productos sin tener que recurrir a proveedores extranjeros.

De acuerdo con sus creadores, la plataforma tiene actualmente 3.500 usuarios registrados y una facturación mensual aproximada de 250.000 dólares.

Importaciones y exportaciones

Otra opción para las mipymes es importar y exportar productos y servicios desde y hacia otros países.

nihao53 en cuba para mipymes Nihao 53: El mayorista que conecta a emprendedores de Cuba con China

Desde mediados de 2020, las pequeñas empresas cubanas están facultadas legalmente para realizar estas operaciones de comercio exterior. 

No obstante, en la práctica enfrentan múltiples obstáculos. El principal es que deben canalizar todas sus importaciones y exportaciones a través de alguna de las entidades autorizadas por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba.

Estas empresas estatales fungen como intermediarias obligatorias, encargándose de realizar los trámites y gestiones ante las aduanas, contratar proveedores internacionales, gestionar pagos y documentos de embarque, entre otros procesos.

Alrededor de 60 firmas gubernamentales están habilitadas actualmente para desempeñar esta función.

Algunas de las más reconocidas son CubaImport, Alimport, Transimport, ITH, Quimimport, Tecnoimport, Géminis, Caricom, entre otras.

Las mipymes que desean importar deben inscribirse en un registro de estas entidades para poder operar legalmente. Usualmente traen mercancías desde países cercanos como México y Panamá, dada la facilidad logística.

peso cubano devualuado ¿Persistirá la desvalorización del peso cubano? Hay malas noticias para la moneda nacional

También hay numerosas mipymes que recurren a proveedores y viajeros frecuentes desde Miami, para acceder a productos de mayor calidad y precios competitivos.

Categorías de productos importados

Entre los principales rubros de importación de las mipymes cubanas se encuentran:

Alimentos y bebidas: salchichas, embutidos, carnes de res y pollo, pescados y mariscos, lácteos, enlatados y conservas, pastas, arroz, aceites, cervezas, refrescos, vinos, licores.

Insumos de ferretería: herramientas eléctricas, brocas, tornillos, clavos, cerraduras, materiales de construcción, tuberías, grifería.

Productos tecnológicos: computadoras, laptops, celulares, televisores, equipos de audio y video, componentes electrónicos. 

Ropa y accesorios: trajes, camisas, vestidos, calzado, carteras, lentes.

tienda rusa cuba RusMarket: la tienda rusa en Cuba que promete el regreso de la carne enlatada

Repuestos y accesorios de vehículos: neumáticos, baterías, piezas de motores, componentes de chasis y transmisión.

Cosméticos y productos de higiene personal: jabones, cremas dentales, shampoos, desodorantes, productos para la piel y el cabello.

Productos para el hogar: muebles, electrodomésticos, artículos de cocina, sábanas, toallas, cortinas.

Las mipymes suelen revender estos productos al por mayor para abastecer a otros negocios privados de menor tamaño, o directamente al público consumidor.

Complejidad de las importaciones

Si bien la importación permite a las mipymes cubanas acceder a productos no disponibles localmente o con mejores precios y calidad, representa altos costos en fletes, trámites aduaneros, contratación de agentes externos y establecimiento de relaciones comerciales en otros países.

Además, deben financiar sus compras en moneda libremente convertible (MLC), mientras que sus ventas usualmente se realizan en pesos cubanos (CUP), exponiéndolas al riesgo cambiario.

Crisis económica afecta producción de ron cubano Crisis económica afecta producción de ron cubano

El proceso tiene múltiples pasos, requiere de una planificación minuciosa y no está exento de demoras e imprevistos. Algunas de las principales etapas son:

  • Búsqueda y selección de proveedores externos confiables
  • Análisis detallado de precios y condiciones de venta  
  • Solicitud de cotizaciones y muestras o catálogos
  • Negociación de términos contractuales
  • Tramitación de licencias de importación
  • Coordinación de la logística: transporte, almacenaje, manejo de carga
  • Gestión ante aduanas para nacionalizar la mercancía
  • Logística local para la entrega y distribución del producto

Limitaciones a las exportaciones

En cuanto a las exportaciones, muy pocas mipymes cubanas han incursionado en este ámbito.

Se restringe principalmente a algunas empresas privadas vinculadas al sector agropecuario, artesanías y productos con denominación de origen reconocida internacionalmente.

Entre los principales obstáculos se encuentran la falta de producción a escala para mercados externos, la limitada capacidad de cumplir con estándares de calidad requeridos, así como las trabas burocráticas y necesidad de canalizar las operaciones a través de firmas estatales.

Regulaciones y entidades autorizadas

Si bien las mipymes pueden importar y exportar en teoría, en la práctica deben acatar estrictos controles y regulaciones. Están obligadas a operar únicamente a través de las entidades gubernamentales avaladas para el comercio exterior.

Esto con el fin de tener los permisos correspondientes para realizar dichas operaciones y que el Estado pueda ejercer su monopolio sobre estos procesos estratégicos. 

Expanden pago de tarjetas UnionPay en Cuba Expanden pago de tarjetas UnionPay en Cuba

Las mipymes tienen prohibido por ley establecer relaciones directas con proveedores, clientes o entidades financieras internacionales. Toda gestión debe ser intermediada forzosamente por las empresas estatales facultadas.

Tarifas obligatorias

Estas entidades estatales imponen el cobro de tarifas por todos sus servicios de logística, gestión de documentos, contratación de proveedores externos, nacionalización de cargas, entre otros. 

Además, aplican los aranceles de importación vigentes para cada categoría de productos, que pueden variar entre el 20% hasta el 40% del valor total, así como los correspondientes impuestos por operaciones de comercio exterior.

Con ello, encarecen significativamente los costos finales para las mipymes, las cuales no tienen otra opción que aceptar estas condiciones para poder operar legalmente.

Controversias y críticas

Diversos sectores han manifestado críticas y controversias en torno al papel de las mipymes y su vínculo con las entidades estatales de comercio exterior.

Algunas voces opositoras al gobierno señalan que el Estado cubano ha utilizado a las pequeñas empresas como fachada para legalizar el contrabando de mercancías.

MINCEX niega rumores de suspensión de exportaciones para mipymes y empresarios privados en Cuba MINCEX niega rumores de suspensión de exportaciones para mipymes y empresarios privados en Cuba

Indican que en muchos casos son en realidad pequeños mercados informales controlados por militares y funcionarios públicos. No verdaderos emprendimientos privados independientes.

Fuga de capitales

Otro punto polémico es el referente a la fuga de capitales. Analistas económicos advierten que buena parte de los verdaderos dueños de las mipymes importadoras residen en el extranjero, principalmente en Estados Unidos. 

Por ello, las ganancias obtenidas no siempre se reinvierten en la economía local, sino que se transfieren a otros países. Solo una fracción queda en manos de los testaferros que figuran como propietarios legales dentro de Cuba.

De acuerdo a estimaciones no oficiales, el flujo de salida de capitales producto de estas operaciones de comercio exterior podría ascender a entre 20 y 30 millones de dólares mensuales. Pero no existen cifras oficiales que permitan corroborar o descartar estas proyecciones.

Postura del gobierno cubano

Por su parte, el gobierno cubano justifica la obligatoriedad de operar a través de empresas estatales como una medida necesaria para mantener el control de procesos estratégicos y garantizar que se cumplan las regulaciones vigentes.

Argumenta que se requiere centralizar las actividades de importación y exportación para hacer más eficiente la asignación de divisas, en el contexto de la carestía que enfrenta el país. 

consulado de cuba ley de nietos Ley de Nietos (LMD): un camino lleno de obstáculos para los cubanos

También plantea que de esta manera se puede garantizar que los bienes importados se orienten a los sectores priorizados, en función de las necesidades de la población. 

Asimismo, sostiene que la intervención estatal evita discrepancias excesivas en los márgenes de precios minoristas entre distintos actores.

Situación actual

En la situación actual, las mipymes representan alrededor del 12% de las importaciones totales que se realizan en Cuba.

Su participación se ha incrementado en los últimos dos años, aunque aún se encuentra muy por debajo de las compras gestionadas por empresas estatales.

Pese a las múltiples trabas y limitaciones que enfrentan, hay unas 200 mipymes que se mantienen importando de manera activa y legal a través de las entidades estatales.

Su continuidad dependerá de que puedan soportar los elevados costos y mantener su rentabilidad.

empacar para viajar a cuba Guía completa para empacar para tu viaje a Cuba

Resumen

En conclusión, las mipymes cubanas disponen de opciones como tiendas virtuales y compras de importación para obtener sus productos, aunque de forma limitada. Están obligadas a ceñirse a las estrictas regulaciones impuestas por el régimen cubano, que monopoliza y controla estos procesos de comercio exterior.

Esto les impone altos costos, trabas burocráticas y la necesidad de operar a través de entidades intermediarias estatales. Además, persisten controversias respecto al verdadero impacto de estas actividades de importación y exportación en la economía local.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *