El día de Obatalá, el orisha de la paz y la justicia

dia de obatala

El 24 de septiembre se celebra una fecha muy especial para los creyentes de la santería en Cuba y en muchos otros lugares: el día dedicado a Obatalá, el orisha de la paz, la justicia y la sabiduría. Conozcamos más sobre este personaje fundamental de la mitología yoruba y sobre los ritos que se realizan en su honor.

Quién es Obatalá

Obatalá es uno de los orishas más importantes en la religión yoruba. Se le conoce como el padre de todos los seres humanos, pues según la mitología, fue el encargado de moldear a las personas a partir del barro por orden del dios supremo Olodumare.

Obatalá representa la sabiduría, la verdad, la justicia y sobre todo la paz. Es un orisha benévolo que predica la concordia y la armonía entre todas las personas.

Origen del nombre Obatalá

El nombre Obatalá proviene del idioma yoruba, y significa «Rey de la Pureza». Esto se debe a que Obatalá es un orisha que aprecia mucho todo lo limpio, blanco y puro. Detesta cualquier cosa que considere impura o corrupta.

Su nombre original en lengua yoruba es Obbàtalá, que evolucionó hacia la forma actual Obatalá. Proviene de «Obba» que significa rey, y «talá» que significa blanco o pureza.

LEA TAMBIÉN:  Más Médicos: ¿vuelven los sanitarios de Cuba a trabajar Brasil?

Características de Obatalá

  • Se le representa como un anciano noble, pacífico y de movimientos lentos. Utiliza un bastón de metal blanco que simboliza el cetro real.
  • Sus colores son el blanco y el plata. Rechaza todo lo impuro, sucio o deshonesto. La blancura representa para él la limpieza del alma.
  • Se le considera el protector de las cabezas y los pensamientos. Controla las mentes y los sueños.
  • No permite faltas de respeto en su presencia. Sus hijos deben mostrar mucho respeto y recato. La decencia es esencial para Obatalá.
  • Habita en las montañas y la naturaleza lo representa con las cumbres nevadas. La nieve simboliza la pureza que emana desde lo alto.

Mitos sobre el origen de Obatalá

Existen varios mitos que relatan el origen divino de Obatalá. Uno de ellos cuenta que es hijo de Olodumare, el dios supremo creador, y fue enviado por este a la Tierra con la misión de crear el género humano.

Otra leyenda señala que Obatalá era originalmente un orisha llamado Orishanla, que fue castigado por Olodumare, privándolo de sus poderes y convirtiéndolo en humano. Arrepentido, Orishanla se gana nuevamente la misericordia divina y se transforma en el sabio Obatalá.

Obatalá como creador de los seres humanos

De acuerdo a la mitología yoruba, Obatalá fue el encargado de dar forma física a los seres humanos a partir del barro o arcilla. Olodumare le encomendó esta labor creativa a Obatalá por ser el más sabio y justo entre los orishas.

Se dice que sopló vida al barro y moldeó los cuerpos. También les dio inteligencia para distinguir el bien del mal, y les infundió los sentimientos y la conciencia. Por ello es el protector de las mentes y pensamientos.

LEA TAMBIÉN:  La frase cubana "¿Asere, qué bolá?" y su significado

El día de Obatalá

El día consagrado a Obatalá es el 24 de septiembre. Ese día, los creyentes de la santería en Cuba y otros países le rinden tributo con ofrendas, cantos y bailes.

La fecha coincide con el día de la Virgen de la Merced en la religión católica. Debido al sincretismo, en Cuba Obatalá se asocia con esa advocación mariana.

Ofrendas y rituales

Para honrar a Obatalá en su día, se acostumbra a ofrecerle comidas y elementos blancos como arroz con leche, dulces blancos, flores blancas, y se sacrifican animales blancos como palomas y gallinas.

También se le ofrendan objetos de plata, y se baila imitando sus movimientos pausados. Los cantos y rezos en este día piden sabiduría, justicia y paz.

Otros ritos incluyen limpiar su imagen y vestirla completamente de blanco. Se encienden velas y se interpretan cánticos y alabanzas en su nombre. Todo se hace de forma recogida y serena, reflejando su espíritu.

Prohibiciones en el día de Obatalá

En su día, a Obatalá no se le puede ofrendar nada impuro. Están prohibidos el consumo de alcohol, la carne de cerdo, las judías y los cangrejos.

Tampoco se permite usar colores vivos ni escandalizar. La decencia tanto en vestir como en modales es indispensable en las ceremonias dedicadas a este orisha.

Importancia del día de Obatalá

Más allá de los rituales, el día de Obatalá tiene un profundo significado para los creyentes, pues representa la aspiración humana de alcanzar la paz interior, la claridad mental y la justicia social.

Pedir la bendición de Obatalá es buscar que reine la concordia entre todos. Por eso, su festividad es una de las más sentidas y significativas dentro de la santería.

La influencia benéfica de Obatalá modera otros instintos humanos como la ira, la lujuria o la envidia. Elevar plegarias a este orisha sabio es conectarse con lo más luminoso del espíritu.

Obatalá en la actualidad

La devoción hacia Obatalá se mantiene intacta. Tanto en África como en Latinoamérica, cada 24 de septiembre sus fieles le dedican cánticos, bailes y banquetes rituales donde predomina el color blanco.

Para muchos creyentes, Obatalá encarna la aspiración de justicia social y de paz mundial que tanta falta hace en los tiempos modernos. Su influjo benéfico puede ayudar a superar los odios y conflictos humanos.

La sabiduría eterna de este orisha creador sigue guiando a quienes buscan el entendimiento tanto hacia su propia naturaleza como hacia los demás. Obatalá representa lo mejor del anhelo humano de superación espiritual.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *