Doctora cubana explota en las redes y narra los problemas del personal de salud

problemas de salud de cuba redes sociales

Este fin de semana en Cuba se hizo viral una supuesta carta anónima de una doctora del municipio villaclareño de Ranchuelo, donde describe cómo viven la realidad actual no solo los cubanos, sino también el personal de la salud.

La carta, que como es lógico y por temor a represalias no tiene firmante, ha causado mucha conmoción en las redes sociales porque las personas han reconocido en las palabras de la doctora su propia realidad.

Por su importancia y reflejo de la realidad compartimos íntegramente la carta que se ha hecho viral en las redes sociales:

Ranchuelo, 17 de junio de 2022

“Y si me preguntan a mí: ¿Qué tal la vida en Cuba? Ay amigo la vida en Cuba no es como en las novelas o como dice nuestro presidente en las cumbres. 

La vida en Cuba es un pesar de promesas vacías de sueños rotos, de niños con hambre y con sueños que jamás se cumplen. 

La vida en Cuba es la madre que llora por no poder darle unos dulces a sus hijos porque supuestamente son lujos, tampoco una mochila bonita para la escuela porque cuesta tres veces su salario.

Es montarse en la guagua apretada contra la puerta porque llegas tarde al trabajo y dentro de dos horas no pasa más nada. Ojo, todo esto siendo un profesional con años de estudio y sirviendo a un pueblo.

Ser médico en Cuba amigo… qué odisea más curiosa. Te dicen que puedes estudiar gracias a la Revolución, sin embargo, las ojeras de tus ojos, el hambre que pasamos en la beca, la dedicación que ponemos a pesar de las noches de apagones, los servicios que prestamos como estudiantes, pagan con creces lo que supuestamente la Revolución nos regala.

Entonces, para cuando nos graduamos (tener que) ir a hacer papeles como secretari@s de un consultorio; donde puedes pagar con tu título y la poca libertad que queda en este país; la embarazada que NO QUIERE ATENDERSE, porque está en su derecho; sin embargo, es culpa del médico de familia que no hizo lo suficiente.

LEA TAMBIÉN:  Fallece Lázaro Quintero, el hijo de Omar "El pagador de promesas"
sala de hospital en Cuba
Imagen del interior de una sala de hospital en Cuba.

¿Quieres saber más? Les cuento: ya no es necesario un máximo de puntos en calificaciones para ser médico. Ya cualquiera (sin ofender) es médico porque el país los necesita para cubrir misiones médicas que les pagan a ellos los lujos que el propio médico, que se aleja de su familia, no se puede dar. Además hace falta cubrir la inmensa cantidad de deserciones que ocurren en las misiones, médicos a sabiendas que se pasarán ocho años lejos de su tierra, de su familia, pero que “se sacrifican” para, en la distancia, poder pagarle a su familia la comida que con su salario no pueden tener, o sus medicamentos.

Ser médico JOVEN en Cuba…. ¿qué desgracia tan grande? ¡qué dolor! después de años de sacrificio ver que el que estudió contigo en la secundaria y no cogió carrera, fue más inteligente que tú: Ya tiene casa, medio de transporte, familia y ciertas comodidades que en este país son lujos y prácticamente imposibles de tener. 

Sin embargo, nosotros nos levantamos cada día, aun viviendo bajo el mismo techo de la familia. Vamos a trabajar, hacemos 20 papeles y te piden 100 mentiras para cumplir indicadores y decir que todo está bien. Tus jefes te machucan para ellos no perder el puesto de trabajo y los jefes de tus jefes ni hablar; todo porque ellos tienen un poquito más de ventajas, y el que realmente le da la cara al paciente no vale nada.

En ocasiones llega una madre quejosa, su nene tiene escabiosis, sarna en buen cubano. “Mamá qué pena, en la farmacia no hay nada. ¿Usted cree que pueda conseguirlo por algún lado? Y así se vuelven los días, y así con todas las enfermedades, amarrada de pies y manos, y lloras sus penas y celebras sus alegrías y ayudas a tu población en todo, pero… Si no metiste las mentiras en los papeles como te exigen, pues no eres buen médico y tenemos que sancionarte.

LEA TAMBIÉN:  Alejandro Quintana, de la radio y la televisión cubanas se asila en Estados Unidos

Llegas a tu casa sabe dios en qué pues no tienes transporte, piensas si esa será toda tu vida. Te preguntas entonces si esa madre puedes ser tú mañana, si mi salario no me da para comer, cómo hago para tener familia.

Mi casa, mis necesidades, para no hablar de comodidades. Lloras desesperada en la almohada, te planteas mil una vez dejar tus estudios a un lado e ir a trabajar en un bar, una cafetería, un puesto particular porque sabes que al menos ahí vas a tener un salario mejor y menos sanciones, reuniones, reclamos de directores y toda esa mierd¢×€✓ de que “somos continuidad” y de que “hay que hacer más con menos”. Y después de estudiar y graduarme y hacer sentir orgullosa a toda mi familia… dedicarme a vender cosas por comodidades.

¿Qué hago?, no quiero que mis hijos pasen mis necesidades. ¿Qué hago? No tengo familia que me recargue el teléfono, que me compre ropa, canastilla o que al menos me dé una vuelta por los volcanes.

Y hoy se va la corriente 10 horas, y mañana hay que abrir el consultorio temprano y ayudar a todo el que lo necesite y doy lo mejor de mí pues yo escogí ser médico y las personas no escogen enfermarse. 

Pero yo no escogí mi presidente ni mucho menos nacer en este país hermoso solo para dirigentes y extranjeros que tienen la oportunidad de ver lo mejor. Yo solo soy una profesional que cometió el error de estudiar y ahora no puede vivir de eso. 

¿Y si me quejo? ¿dónde? ¿quién escucha? ¿quién apoya? ¿y si voy presa?

No puedo tener la familia que sueño. Dios ayúdame, dime qué hago… Dios dame fuerzas para resistir hasta que mis colegas, mi familia, mis amigos despierten, hasta que TODA CUBA despierte de esta pesadilla.

Atentamente, doctora cubana del municipio Ranchuelo😢.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *